viernes, 3 de septiembre de 2010

segun ellos no soy nada

No soy nada

Mejor dicho

No soy lo que ellos esperan de mí

Llenos de grietas que ni ellos pueden ver

Siento como halan de diferentes direcciones mi convicción

Lo hacen esos mismos sabios

Los que saben cuantas veces palpita un corazón

O la cantidad de venas que recorren un cuerpo humano

Mas sin embargo…

Ignoran lo que siento o pienso

Me condenan por no darme el lujo según ellos

De Probar ese bocado

Ese mendrugo sin sabor que cambian a cuentas de mi honor

Miro estas calles de veloz destino

Jóvenes que caminan en el techo

Usando sus sombreros como sillas

Panfletos carentes de sustancia

Mientras seguimos enredados en la telaraña

Y los ojos se confunden con los senos

Que alguna vez invitaron a la lucha

A soñar con ser libres

O simplemente…

A vivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada